DERECHO ROMANO

OBLIGACIONES NACIDAS DE LOS CONTRATOS

LAS OBLIGACIONES EN EL C.C.A.

Nuestro Código Civil distingue cinco fuentes de obligaciones: los contratos, los delitos, los cuasi-contratos, los cuasi-delitos y la ley (ley 1.370). Las obligaciones que no ncen de un hecho del hombre se considera que vienen de la ley. En derecho, romano, nacen de quasi ex contrtactu.Igualmente nuestro cuasi-delito no corresponde exactamente, por otras razones, a las obligaciones nacidas quasi ex delito.

 

NOCIÓN DE LOS CONTRATOS:

En todo contrato hay una convención. Qué es una convención. Cuando dos o más personas se ponen de acuerdo respecto a un objeto determinado, se dice que hay entre ellas convención o pacto. Las partes que hacen una convención destinada a producir un efecto jurídico, pueden proponerse crear, modificar o extinguir un derecho.

Las convenciones que tienden a crear un derecho, son las únicas que forman el género cuya especie es el contrato.

La convención no puede crear todo clase de derechos. Es impotente para establecer por sí misma derechos reales. En derecho natural, es cierto que si el objeto de la convención es ilícito, el que se ha comprometio libremente debe estar obligado. Este principio se ha consagrado en nuestro derecho, donde toda convención honesta es legamente obligatoria (Art. 1.134 C.C.A.). La voluntad de las partes es soberana; la ley la sanciona, y toda convención destinada a producir obligaciones se califica de contrato (Art. 1.101 CC.A.). Pero el derech romano no ha admitito nunca este principio de manera absoluta.

Ulpiano, L.1. &3, D., de Pactis, II, 14:..Ut eleganter dicat Pedius, nullum esse contractum, nullam obligationem, quae non habeat in se conventionem. La palabra obligatio no se refiere aquí sino a la obligación convencional.En el L.1, & 2 D, de pactis, II, 14: Et Est pactio duorum pluriunmve in idem placitum consensus- Pactuim o pactio viene de pacisce, tratar reunidos, ponerse de acuerdo. Conventio viene de cum venire.

La regla antigua, que domina la época clásica, y susbiste hasta Justiniano, es que el acuerdo de las voluntades, es simple pacto no crea una obligación civil. El derecho civil reconoce este efecto, a convenciones con ciertas formalidades, cuya ventaja es dar más fuerza y más certidumbre al consentimiento de las partes, y disminuir los pleitos encerrados en límites precisos las manifestación de voluntad. Consistían en  palabras solemnes (1)que debían emplear las partes para formular su acuerdo, bien en menciones escritas, o en la remisión de una cosa, hecha por una parte a la otra. Estas formalidades llevadas a cabo venán a ser la causa por la que el derecho civil sancionaba una o varias obligaciones.

Se las derogó en favor de ciertas convenciones de uso frecuente y de importancia práctica considerable. Fueron aceptadas por el derecho civil, como por el derecho de gentes las admitía, es decir, válidas por el solo consentimiento de las partes, sin ninguna solemnidad.

(1) La palabra solemnes significa: consagradas por el uso (de solere).

Cada una de las convenciones así sancionadas por el derecho civil formaba un contrato y estaba designado por un nombre especial. Los CONTRATOS en derecho romano son: UNAS CONVENCIONES QUE ESTÁN DESTINADAS A PRODUCIR OBLIGACIONES Y QUE HAN SIDO SANCIONADAS Y NOMBRADAS POR EL DERECHO CIVIL.

Desde fines de la República romano, se distiguen cuatro clases de ellos, según  las formalidades que deben acompañar a la convención:

1- CONTRATOS VERBIS: Se forman con ayuda de palabras solemnes. El principal: la estipulación.

2- CONTRATO LITTERIS: Exige menciones escritas.

3- CONTRATOS RE no son perfectos sino por la entrega de una cosa al que viene a hacerse deudor. Son: el mutuum o préstamo de consumo, el comodato o préstamo de uso, el depósito y la prenda.

4- CONTRATOS formados solo consensu, por el solo acuerdo de las partes, son; la venta, el arrendamiento, la sociedad y el mandato.

Toda convención que no figura en esta enumeración no es un contrato, es un simple pacto que no produce en principio obligación civil.

 

 

 

 

Comentarios

DECÍA QUE ESTE TRABAJO ESTA BIEN HECHO, QUE ES UN BUEN RESUMEN DEL CAPITULO I, DE LAS OBLIGACIONES NACIDAS DE LOS CONTRATOS, DEL LIBRO DERECHO ROMANO DE EUGENE PETIT, CON ESTE RESUMEN QUE USTED HA HECHO PRETENDO PREPARARME PARA UN EXAMEN ESTA SEMANA ,POR LO CUAL LE DOY LAS GRACIAS.

tengo el placer de reconocer que este trabajo fue hecho por una persona que distingue la claridad de sus ideas en hora buena.

tengo el placer de reconocer que este trabajo fue hecho por una persona que distingue la claridad de sus ideas en hora buena.

Añadir un Comentario: